DESTACADOS AR. NUESTRO BLOG DE DERMATOLOGÍA Y ESTÉTICA

¿Qué tipos de dermatitis existen?

Publicado en Dermatología General el lunes, 22 mayo 2017
Dermatitis atopica

Antes de hablar de los diferentes tipos de dermatitis vamos a comenzar definiendo qué es la dermatitis. En principio, se entiende por dermatitis cualquier tipo de inflamación de la piel, ya sea acompañada de eccema, vesículas, granos o descamaciones. Incluso puede ser tan solo una inflamación con o sin picor.

Estos son los tipos de dermatitis más habituales y por los que más se acude a la consulta del dermatólogo.

Dermatitis seborreica:

Es una dermatitis que afecta a las zonas donde hay más glándulas sebáceas, como la cara y el cuero cabelludo. Se presenta en forma de ronchas rojas, a veces bastante extensas y de descamaciones grasas y pegajosas.

Afecta principalmente a los hombres, aunque también pueden padecerla las mujeres y el cansancio y el estrés parecen influir bastante en la aparición de brotes. Es incómodo porque pica mucho, pero sobre todo es problemático porque afecta mucho a la apariencia de la persona.

Quienes padecen este problema tienen que utilizar productos especiales para el cuidado y limpieza de la piel ya que un simple jabón normal puede desencadenar un brote.

Dermatitis atópica:

Se trata de uno de los tipos de dermatitis más conocidos sobre todo porque suele ser muy frecuente en niños. Hasta tal punto es conocida que muchas personas asocian dermatitis con dermatitis atópica de manera automática a pesar de que hay otros tipos de dermatitis que no tienen que ver.

La dermatitis atópica es frecuente en niños porque su piel todavía no ha desarrollado las defensas con las que sí cuentan los adultos. Por tanto, al entrar en contacto con determinadas sustancias, reacciona inflamándose, picando y creándose un eccema.

Es habitual que las personas con este problema también tengan otros problemas de alergias. Aunque lo normal es superarlo con el paso de los años, algunos adultos continúan teniendo la llamada piel atópica y sufriendo de este problema durante toda su vida.

Dermatitis del pañal:

Es uno de los tipos de dermatitis más comunes en bebés. Aunque los pañales sean de muy buena calidad y se cambien a menudo, el culito y la zona genital del bebé se encuentra durante la mayor parte del día “envuelta” en tela o en celulosa y en un ambiente de humedad.

Esto hace que la piel se resienta y aparezcan sarpullidos y picores que hacen que el pequeño se sienta incómodo y llore. Actualmente existen cremas muy buenas que no solo ayudan a superar la dermatitis una vez que ha aparecido, sino que también previenen su aparición.

Dermatitis seborreica

Ahora, muchos médicos les aconsejan a los padres que dejen a sus hijos sin pañal tanto tiempo como sea posible cuando estén en casa. De este modo la piel no estará sometida durante tantas horas a la celulosa de los pañales.

Muchos padres han optado por volver a los pañales de algodón en sus versiones modernas. Además de que el algodón es mucho más respetuoso con la piel del niño, se trata de una opción muy ecológica, ya que estos pañales no contaminan porque se reutilizan tantas veces como sea necesario.

Dermatitis herpetiforme:

Se trata de un trastorno autoinmune que está relacionado con la celiaquía en gran parte de los casos. Suele aparecer en codos, rodillas y glúteos y se presenta en forma de vesículas que, al rascarse, pueden acabar causando heridas importantes.

Normalmente aparece en personas adultas, aunque ha habido casos den niños. No es uno de los tipos de dermatitis más frecuentes, pero sí que resulta doloroso. Es fácil de controlar con antibióticos y una buena dieta libre de gluten.

Dermatitis de contacto:

Otro de los tipos de dermatitis más habituales de todos. Es la dermatitis que se produce como consecuencia de entrar en contacto con un factor que produzca alergia.

Ante la aparición de cualquiera de los tipos de dermatitis hay que acudir al dermatólogo. Este nos asesorará sobre qué productos utilizar, qué medicamentos tomar o qué tratamientos realizar para poder superar los brotes y corregir el problema y sus síntomas.

 
Deja un comentario
Volver a listado de articulos